Artículo

INDUSTRIALIZACION EN AMERICA LATINA: destierro y retorno

INDUSTRIALIZACION EN AMERICA LATINA: destierro y retorno

Artículo de Manuel  Albaladejo publicado por El Economista (Argentina)

 

Industrialización en America Latina: destierro y retorno

 

La pandemia ofrece una excelente oportunidad para que América Latina revierta la tendencia y apueste a la reindustrialización: quedan pocas excusas para no hacerlo.

 

Ahora la industrialización y la política industrial se habla abiertamente en círculos académicos y políticos. Las fallas de mercado, la experiencia pasada de países exitosos, la desigualdad generada por el modelo económico actual y la necesidad imperiosa de crear fuentes de riqueza y empleo han hecho a muchos gobiernos replantearse la industrialización como motor de crecimiento. Además, ya pocos asocian la industria a esa imagen sesgada de factorías vomitando humo negro a la atmósfera. El nuevo paradigma productivo, que viene de la mano de la Cuarta Revolución Industrial, cambia esa visión perniciosa del sector. Ahora la industria se asocia a la impresión 3D, la robótica, la inteligencia artificial, el Internet de la cosas, la realidad aumentada, el Big Data y los sistemas de integración. La industria sigue siendo clave para la diversificación y el incremento en la productividad a través del desarrollo tecnológico y el fomento de recursos humanos altamente cualificados (particularmente de la rama de ciencia, tecnología, ingeniería y manufactura).

 

La pandemia ofrece una excelente oportunidad para que América Latina revierta la tendencia y apueste a la reindustrialización. Creo que ya quedan pocas excusas para no hacerlo. Ni aquellos que renegaban de la política industrial y la industrialización hoy tienen argumentos en su contra. La evidencia y la situación actual así lo exige. Podremos discutir los medios, pero si estamos de acuerdo con el fin, y llegamos a conseguir que la industrialización inclusiva y sostenible venga para quedarse en América Latina, entonces habremos sacado algo positivo de estos últimos meses de disrupción, incertidumbre y dolor.

 

*Leer artículo completo*

 

 

Archivos adjuntos

2020.09.08 - MA en El Econ.pdf

Comentarios